La Gamofobia

La gamofobia es el miedo irracional al matrimonio. Esta palabra deriva de dos términos: “gamos” que es matrimonio, y “phobos” de miedo o temor. De acuerdo con especialistas y estudios publicados esta fobia puede estar asociada a problemas familiares, estrés, y tendencias individualistas.

Un sitio chileno especializado en psicología destaca que una persona podría padecer gamofobia por baja autoestima. Quienes tienen este tipo de problema experimentan sensaciones de: “inseguridad, torpeza, pusilanimidad, y evitan situaciones que implican compromisos”.

El psicólogo Lenín Jácome Cherrez apunta que la gamofobia tiene que ver con la filofobia que es el miedo irracional a enamorarse o a entrar en una relación amorosa. Al hacer esta comparación, el especialista señala que por lo general “el ser humano desarrolla fobias por creencias ilógicas”.

La gamofobia en ambos casos-hombres y mujeres- se origina por cómo se vincula una persona con su pareja. Entre otras causas que provocan este miedo irracional están: los traumas, personalidad, inestabilidad, múltiples rupturas previo a una idea de matrimonio, y fracasos familiares.

Gamofobia en Hombres, los principales

Según la psicóloga clínica y especialista en terapia de pareja, Ana Lucía Carrión, la gamofobia le podría afectar a una persona de cualquier sexo, pero en hombres destaca más.

La doctora explica que los hombres en su mayoría padecen de gamofobia porque “quizá no tienen el impulso de generar una responsabilidad, compartir el dinero o tienen miedo de salir de su zona de confort”.

Aunque hay mujeres que también padecen de gamofobia, el sueño de “realizarse”, tener hijos o un hogar persiste. Mientras que los hombres prefieren esperar un poco más para dar el sí en el altar por un tema de “experimentar la convivencia”, según Carrión.

Un hombre que padece de gamofobia es por distintos factores. Según explica la doctora, una de los que más destaca es cuando los chicos crecen en un hogar machista, han atravesado un divorcio,o si se dejan llevar por comentarios de familiares o amigos.

En el libro “Las mujeres que los hombres aman, las mujeres que los hombres abandonan”, de los doctores Connell Cowan y Melvin Kinder refiere que los hombres-incluso casados-le huyen al compromiso. Según Cowan y Kinder algunas mujeres tienen expectativas muy altas y cuando estas no se cumplen los hombres se frustran por considerar que no llenan a su pareja.

Síndrome de “Peter Pan”

La doctora Carrión añade que otra razón por la que algunos hombres tienen miedo al matrimonio es porque sufren del síndrome de “Peter Pan”. Este es cuando una persona se niega asumir un rol de adulto.


El término síndrome de “Peter Pan” se conoció en el libro “The Peter Pan Syndrome: Men Who Have Never Grown Up” (1983), del doctor Dan Kiley.


“Hay hombres que quieren vivir con sus padres aún cuando ya son adultos. A estos chichos les gusta hacer cosas en las que no tengan límites, o hasta experimentar con varias mujeres antes de un compromiso”, dijo la psicóloga.

 

Gamofobia también mujeres

Gamobofia

Jácome Cherrez difiere de que la gamofobia exista mayormente en hombres. Él analiza que generalizar esta fobia sería atacar a una ideación de género. Para el doctor va más allá de sexo.

“La gamofobia es más un tema social, familiar y de tergiversación del concepto matrimonio”.

La teoría del doctor también la comparten los psicólogos estadounidenses Steven Carter y Julia Sokol en su libro “El temor al compromiso”. En esta publicación afirman que la gamofobia lejos de ser un problema masculino, también afecta a muchas mujeres.

De hecho, un estudio británico constató que las mujeres tienen un 40% menos de posibilidades de casarse si son inteligentes y exitosas.

El psicólogo Alexis Prado mantiene que la gamofobia afecta a ambos sexos. “En este último tiempo ha habido un notable incremento, tanto de mujeres como de hombres que generan resistencia al matrimonio”.

Incluso, Prado señala que tanto en hombres como mujeres la gamofobia afecta con síntomas como: “Miedo, ansiedad, dolor de cabeza , sudoración excesiva, evitación, y rechazo. Todo esto ante el hecho de tener que formalizar la relación de pareja mediante acto nupcial”.

A enfrentar el temor

La gamofobia es una patología que debe tratarse con terapia según sugieren los especialistas. “Debemos encontrar los patrones del por qué se origina este temor tan fuerte en una persona y así darle una solución al conflicto”, dijo Carrión.

El doctor Jácome sugiere que el tratamiento para cualquier fobia es la exposición al miedo irracional. Se puede utilizar la terapia racional emotiva dar de baja a creencias ilógicas.

En el caso de que una persona experimente ataques de pánico o crisis de angustia se utilizarán ejercicios de visualización para que el paciente reestructure las concepciones que tiene hacia el evento. “Es un proceso un poco largo para tratar la gamofobia”.

De su lado, Prado señala que en todas las patologías fóbicas recomienda emplear la hipnosis. “Esta puede ser de utilidad para ayudar a controlar alguna sintomatología como: Reducir el nivel de ansiedad que generan las fobias”.

 

Fuente Original