Uncategorized

Los vinculos amorosos hoy | Psicologos en Costa Rica

Los vinculos amorosos hoy

 

Vinculos Amorosos | Hoy, asistimos a un momento histórico donde la dificultad de amar, la fragilidad de las parejas, el sexo exprés sin compromisos y los contactos predominantemente virtuales se han naturalizado progresivamente entre varones y mujeres.

Vinculos Amorosos

Los vínculos amorosos se van modificando de acuerdo con las épocas.Los vínculos amorosos se van modificando de acuerdo con las épocas. Hoy, asistimos a un momento histórico donde la dificultad de amar, la fragilidad de las parejas, el sexo exprés sin compromisos y los contactos predominantemente virtuales se han naturalizado progresivamente entre varones y mujeres.

La cultura del consumo se extendió a todos los ámbitos de la vida. Se tiende a considerar a los sujetos como objetos de consumo, esperando efectos inmediatos, es decir, una cantidad de placer-utilidad logrado según la ecuación costo-beneficio.

Para consumir, se necesita primero ser objeto de consumo, por eso hay tanto culto al cuerpo: hay que moldearlo para aumentar el valor y, en definitiva, ser intercambiables para luego ser consumidos, desechados y reemplazados.

Por eso es que las redes sociales constituyen un gran catálogo de cuerpos ofrecidos para ser consumidos al modo de un aviso publicitario.

 

Las redes sociales ofrecen contactos con personas que implican una gran volatilidad de los vínculos, tal como describió el reconocido sociólogo Zygmunt Bauman, quien describe a la sociedad líquida como “el actual momento histórico en el que se han desvanecido las instituciones sólidas que marcaban nuestra realidad y se ha dado paso a una realidad marcada por la precariedad, el ritmo cambiante e inestable, la celeridad de los acontecimientos y la dinámica agotadora y con tendencia al individualismo de las personas”.

Una etapa en la cual todo lo que era sólido se ha licuado y en la que “nuestros acuerdos son temporales, pasajeros, válidos solo hasta nuevo aviso”.

Las redes sociales son funcionales a evitar el encuentro cara a cara y a implicarse más directa y humanamente en un vínculo.

La fragilidad de los vínculos amorosos se afianza como una característica de época.

Sin embargo, el consumismo y el individualismo imperante son condiciones sociales reales –aunque insuficientes– para dar cuenta de la fragilidad de los vínculos humanos en el mundo de hoy. En la sociedad capitalista contemporánea, el régimen de flexibilidad que se impuso en los ámbitos de la producción, el trabajo y el consumo a partir de la década de 1970 se volvió el principio rector de la vida social en general.

El trabajador part time , propio del régimen laboral que el sistema capitalista ha ido imponiendo, tiene como correlato la pareja a tiempo parcial, el touch and go o la relación abierta. O sea: el proyecto a corto plazo.

Cambios

El antiguo estilo de matrimonio resumido en la expresión “hasta que la muerte nos separe” fue reemplazado por una reunión de tiempo parcial y flexible. En los modelos de convivencia actual, son comunes las camas separadas, vivir en distintas casas o tener una relación abierta. El formato del matrimonio tradicional tiende a desaparecer.

De todos modos, si bien he descripto trazos generales, los vínculos de pareja son tan variados como parejas pueda haber, las cuales se conforman según acuerdos conscientes y pactos inconscientes.

Habitualmente, llegan a la consulta pacientes individuales y también parejas, a raíz de los padecimientos que los vínculos amorosos producen, los cuales representan uno de los principales motivos de sufrimiento en esos pacientes.

La terapia de pareja es un excelente dispositivo para este abordaje.

Decía la psicoanalista Silvia Bleichmar: “Nuestra cultura tiene una incapacidad cada vez mayor de acceder a la felicidad. La reemplaza por un goce inmediato y superficial, que no reconoce al otro como un sujeto con el que existen obligaciones de tipo ético, que implica reconocimiento del otro, obligación hacia el otro”.

*Licenciada en Psicología

EDICIÓN IMPRESA
El texto original de este artículo fue publicado el 25/09/2017 en nuestra edición impresa. Ingrese a la edición digital para leerlo igual que en el papel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.